La Coenzima Q10 disminuye la mortalidad.

Ratio:  / 9
MaloBueno 

 

 

La Coenzima Q10 es un producto natural y seguro, 

que permite disminuir notablemente la mortalidad.

 


 

La Coenzima Q10 es el único producto, natural o sintético, que se ha demostrado capaz de disminuir la mortalidad por insuficiencia cardíaca en la última una década.

 


 

La coenzima Q10 disminuye la mortalidad por cualquier causa a la mitad, según los resultados de un ensayo aleatorio doble ciego multicéntrico presentado en el Congreso de 2013 sobre insuficiencia cardiaca, que se celebra en Lisboa (Portugal).

La coenzima Q10 (CoQ10) se produce naturalmente en el organismo y es esencial para la supervivencia, ya que funciona como un transportador de electrones en la mitocondria, para producir energía, además de ser también un poderoso antioxidante.

 

ubiquinona cadena transporte electrones

 Metabolismo bioenergético: La ubiquinona en la cadena de transporte electrónico

 

Los niveles de CoQ10 están disminuidos en el músculo cardiaco de los pacientes con insuficiencia cardiaca. Esta carencia se agrava cada vez más a medida que empeora la enfermedad.

Las estatinas se usan para tratar a muchos pacientes con insuficiencia cardiaca porque bloquean la síntesis del colesterol, pero estos medicamentos también bloquean la síntesis de CoQ10, por lo que ahondan aún más su carencia en el organismo.

Los ensayos controlados doble ciego, como prueba un reciente meta-análisis, han demostrado que la administración de CoQ10 mejora los síntomas, la capacidad funcional y la calidad de vida en pacientes con insuficiencia cardiaca sin efectos secundarios.

Pese a ello y hasta ahora, ningún ensayo ha sido estadísticamente impulsado para hacer frente a los efectos sobre la supervivencia.

El estudio Q-SYMBIO asignó al azar a 420 pacientes con insuficiencia cardiaca grave para CoQ10 o placebo y se les siguió durante dos años y el criterio de valoración principal fue el tiempo hasta el primer evento cardiovascular adverso grave (MACE), que incluye la hospitalización imprevista debido al empeoramiento de la insuficiencia cardiaca, muerte cardiovascular, trasplante cardiaco urgente y apoyo circulatorio mecánico.

Los centros participantes se encontraban en Dinamarca, Suecia, Austria, Eslovaquia, Polonia, Hungría, India, Malasia y Australia.

La CoQ10 redujo a la mitad el riesgo de enfermedad cerebrovascular (ECV), además de disminuir a la mitad las probabilidades de morir por todas las causas, que se produjeron en 18 pacientes (9 por ciento) en el grupo de CoQ10 en comparación con 36 enfermos (17 por ciento) en el grupo placebo.

Los enfermos tratados con CoQ10 tuvieron una mortalidad cardiovascular significativamente menor y menor incidencia de hospitalizaciones por insuficiencia cardiaca, además de que hubo menos eventos adversos en el grupo de CoQ10 en comparación con el de placebo.

 

CoQ10

Patología originada por la deficiencia de Coenzima Q10

 

Así, la CoQ10 es el primer medicamento para mejorar la supervivencia en la insuficiencia  cardiaca crónica desde los inhibidores ACE y los beta bloqueantes, hace más de una década. Por ello debería de agregarse al tratamiento convencional de la insuficiencia cardiaca.

Otros medicamentos, en la insuficiencia cardiaca, bloquean en lugar de mejorar los procesos celulares y pueden tener efectos secundarios. Por el contrario, la suplementación con coenzima Q10, que es una sustancia natural y segura, corrige una deficiencia en el organismo y bloquea el circulo vicioso metabólico en la insuficiencia cardiaca crónica.

CoQ10 está presente en los alimentos, pero los niveles no son suficientes para tener un impacto en la insuficiencia cardiaca. La CoQ10 también se vende sin receta médica como un suplemento alimenticio. Los complementos alimenticios pueden influir en el efecto de otros medicamentos como los anticoagulantes. Es por ello que los enfermos deben de consultar con su médico antes de tomarlos.

Los pacientes con cardiopatía isquémica que usan estatinas también podrían beneficiarse de esta suplementación. No tenemos ensayos controlados que demuestren que la terapia con estatinas más CoQ10 disminuya la mortalidad más que las estatinas solas, pero hay que considerar que las estatinas reducen la CoQ10, oscureciendo el pronostico.

Precisar que la dosis administrada de Q10 en el estudio Q-Symbio es de 100 mg/24 horas. En otros estudios, la dosis administrada oscila entre 60 y 200 mg/24 horas, en periodos que oscilan entre 1 y 6 meses.

De otro lado, añadir que 40 mg/24 horas de atorvastatina disminuye en un 33% los niveles de CoQ10. Por su parte, el tratamiento con 10 mg/24 h de rosuvastatina reduce la CoQ10 en el plasma de forma significativa, en un 39%; Esto por poner dos ejemplos de como las estatinas dañan la síntesis de CoQ10.